Jueves  30 de octubre de 2014.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Danza guerrerense
  • Santuario en Olinalá
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Encomendero
  • Tlacololeros
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Pescado a la talla
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Danza de Los Apaches
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Con agua y flores, fragmento
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

  • image
  • Visita la Feria a La Bandera
  • image
Visitas desde el 24-Feb-2012
1241066
HoyHoy904
AyerAyer2827
Esta semanaEsta semana9989
Este mesEste mes76406
TodosTodos1241066
Día más visitado 10-23-2014 : 3276
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 26

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Plantas comestibles

Como es sabido, el hombre desde el inicio de su existencia se ha valido de las plantas para su alimentación. A partir de aquellos tiempos hasta la actualidad sigue disfrutando de una gran variedad de especies vegetales que le proporcionan nutrientes, como alimentación básica o complementaria. Dentro de la rica flora guerrerense se encuentran varias especies: algunas se consideran netamente silvestres, otras ya han sido domesticadas, y otras más proliferan cerca del hombre –se les denomina arvenses (plantas que invaden los cultivos), y por su utilidad se les tolera y a veces hasta se les fomenta para tenerlas accesibles y ser aprovechadas en caso necesario.

De las plantas comestibles, por lo regular sólo se aprovecha una parte de ellas y únicamente en determinada etapa de su vida. Es importante conocer estos detalles ya que de no tomarlos en cuenta las consecuencias podrían ser fatales, debido a que hay plantas que tienen una parte comestible y otra venenosa. Una observación más es que debemos saber qué cantidad o concentración es aceptada en la ración alimenticia, debido a que hay vegetales que en determinada dosis son inocuos pero al incrementarse se tornan perjudiciales.

A continuación relacionamos algunas plantas comestibles localizables en Guerrero, de las cuales destacamos alguno o algunos de los siguientes atributos: como silvestres o arvenses, la parte comestible, la parte propicia para el consumo, y si son o no inocuas o venenosas: chipil o chipile (Crotalaria pumila), herbácea arvense que prolifera en los carriles de las áreas de cultivo o entre las plantas cultivadas; se aprovechan sus hojas, flores y retoños (no su fruto) hervidos, complementados con cebolla, chile y limón; es un platillo típico en temporada de lluvias que se consume en la región de la Tierra Caliente o en otros lugares del estado. Guaje (Leucoena glauca), árbol silvestre y doméstico; se aprovechan retoños y semillas crudas; contiene una sustancia tóxica denominada mimosina que cuando se consume en abundancia puede ser tóxica. Guajillo (Leucaena microcarpa), planta arbustiva silvestre de la que se aprovechan las vainas y retoños, crudos, como complemento alimenticio, inocuo. Pápalo pipicha (Porophyllum tajetodes), herbácea arvense; se aprovechan sus hojas crudas como alimento complementario. Quelites, diferentes plantas herbáceas y arbustivas silvestres de las que se aprovechan sus tallos, hojas y espiga tiernos, como alimento. Verdolaga (Portulaca oleracea), herbácea arvense que crece entre los cultivos; se aprovechan tallos tiernos, hojas y flores, hervidos; cruda puede ser venenosa.

Entre las plantas silvestres que aportan sus frutos como alimento o como complemento alimenticio de otros nutrientes tenemos: Huicume (Lucama palmeri); pinzán (Pithecollobium dulce); pitahaya (Acanthocereus penagonus); chucumpún (Cytocarpa procera); ticuche (Randia blepharodes); uva (Ampelocisseus acapulsensis); nanche común (Byrsonima crassifolia); capire (Mastichodendron capiri); nanche de perro (Bunchosia lanceolata); guayaba de zorra (Albertia edulis); timbiriche (Bromelia aratas); ilama (Annona diversifolia. El fruto es comestible pero el resto de la planta es tóxica); querengue (Vitex hemsleyi).

Algunas plantas aportan sus flores para la alimentación, como: calabaza (Cucúrbita máxima), colorín (Erythrina americana), cempasúchil (Tajetes erecta), xinula o xiñula (Cosmos sulphureus).

Hay plantas de las que se aprovechan sus raíces o tubérculos; por ejemplo: sumpul o shumpul –planta herbácea trepadora (bejuco) silvestre que prolifera en tiempo de lluvias, común en los cerros de la región de Tierra Caliente–; jícama silvestre –pequeña planta herbácea de unos 20 cm de alto, su raíz es un tubérculo comestible con sabor similar a la jícama doméstica. Prolifera en tiempo de lluvias.

 (EAV)