Jueves  21 de noviembre de 2019.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Con agua y flores, fragmento
  • Danza guerrerense
  • Encomendero
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Tlacololeros
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Pescado a la talla
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Danza de Los Apaches
  • Santuario en Olinalá
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
4569556
HoyHoy399
AyerAyer1648
Esta semanaEsta semana4790
Este mesEste mes27840
TodosTodos4569556
Día más visitado 05-07-2018 : 2924
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 44

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Antropología

Asimismo, tipifica a los auténticos lugareños, los que descienden de los antiguos comerciantes españoles, orgullosos de detentar un apellido de tal origen, y los indígenas que han sido explotados y discriminados por tales representantes del poder económico. En su remembranza, registra el crecimiento que ha experimentado tanto en su espacio como en su composición social, cuando Tlapa se reducía a cuatro calles principales y siete barrios, y ahora con 22 nuevas colonias y la inmigración constante de familias que bajan de los cerros o llegan del exterior para instalarse en el afamado centro rector.

Junto a este fenómeno se agrega la salida de otros tantos hacia la Ciudad de México y otros conglomerados urbanos. A todo esto se agregan los cambios culturales inevitables, así como la pluralidad religiosa que, junto a las luchas políticas por la educación y la tierra y otras reivindicaciones, han militarizado y violentado el actual paisaje social de Tlapa y su área de influencia.

El panorama actual de Tlapa termina con la descripción de los migrantes que han llegado hasta más allá de las fronteras nacionales y forman un grupo de identidad en el corazón mismo de Nueva York, razón por la cual Barrera Hernández titula su colaboración: “Tlapa, en la ruta del tercer milenio: de la Montaña a Manhattan”.

El último estudio sobre la región oriental del estado es el resultado de un proyecto interdisciplinario e interinstitucional coordinado por Beatriz Canabal Cristiani y cuyos resultados quedaron comprendidos en el volumen titulado Los caminos de La Montaña. Formas de reproducción social en La Montaña de Guerrero, publicado en 2001 por el CIESAS y la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco. Se incluyen en él siete capítulos que abordan, desde varias perspectivas temáticas, diversos aspectos del territorio que habitan los pueblos indios de la región, vinculados a su tierra, a sus entornos próximos, al espacio que heredaron de sus ancestros, a las estrategias propias que han permitido su continuidad y sobrevivencia hasta la actualidad.

El enfoque general pretende ofrecer una visión integral de esa región a la cual se le subdivide en: a) Montaña, propiamente dicha, cuyo centro es Tlapa, b) Montaña Baja, con Chilapa como punto de influencia y c) Montaña Costa, con Ometepec como núcleo del parteaguas hacia el océano Pacífico.

Los capítulos van abordando temas como las posibilidades de desarrollo de las familias montañeras que tienen en la migración una opción que deriva en ingresos para equilibrar su economía; el estudio de caso de Copanatoyac, “municipio donde conviven tres grupos lingüísticos y diversas situaciones que pueden bien ejemplificar lo que sucede en la montaña”; las relaciones que se establecen con Tlapa, que es el centro rector de la región y donde confluyen los indígenas para adquirir servicios, pernoctar, comprar o vender, o como lugar de paso para los que transitan hacia otras partes. Se estudian también los conflictos y luchas comunitarias que se resuelven con la creación de nuevos municipios, como el de Acatepec, o con la presencia de corrientes izquierdistas vigentes, como en Alcozauca.

Otro tema es el dedicado a las particularidades de la tenencia de la tierra que, junto con el problema de los límites territoriales, evidencian el trasfondo histórico en el que se han venido sucediendo hasta hoy; la religiosidad es también otro tema abordado, por la trascendencia que tiene en la vida comunitaria y regional y el marcado alcance que tuvo en su momento la presencia del primer municipio de oposición. Insólitamente, para este tipo de estudios, al final del libro ofrecen los autores una larga serie de alternativas y propuestas para emprender, tentativamente, programas de desarrollo a nivel regional. Los autores fueron, además de Canabal Cristiani, la coordinadora, Marguerite Bey, José Joaquín Flores Félix, Evangelina Sánchez Serrano, Claudia E.G. Rangel Lozano y Sergio Sarmiento Silva.

En la década de los 90, el INAH y la Universidad de las Américas (UDLA) (antiguo México City College) acordaron reunir las obras de Robert H. Barlow, tanto las publicadas en los años 40 y 50, como las contenidas en el archivo particular del historiador –cuya custodia había obtenido la UDLA– y publicarlas en forma compendiada.

Para 1995 las Obras de Robert H. Barlow. Fuentes y estudios sobre el México indígena habían arribado al volumen VI en el cual quedaron incluidos los trabajos del destacado investigador referidos concretamente al estado de Guerrero. Algunos de ellos fueron publicados entre 1943 y 1949, y otros después de su muerte, entre 1954 y 1963, por iniciativa de algunos colegas. Los últimos fueron rescatados del resguardo bajo la responsabilidad de la UDLA y se publicaron por primera vez.

El bloque correspondiente al estado comprende los siguientes escritos que abajo se enumeran:

1. La Descripción de Alahuiztlán, 1789 [municipio de Teloloapan] / 2. La Relación de Zacatula, 1580, [municipio de La Unión] / 3. La Relación de Chiepetlán, Guerrero (1777) [municipio de Tlapa] / 4. La Relación de Tlacozautitlán,1777 [municipio de Copalillo] / 5. El Códice de Tetelcingo, 1557[municipio de Tepecoacuilco] / 6. El Palimpsesto de Veinte Mazorcas [asesorado por “un ingeniero Paucic”] / 7. Expediciones en el oeste de Guerrero: la temporada de primavera de Weitlaner, 1944 / 8. La leyenda de la migración de Tlacotepec (1570?) [municipio de H. Castillo] / 9. Un Cuaderno de Marqueses / 10. Apuntes para la historia antigua de Guerrero (provincias de Tepecoacuilco y Cihuatlán) / 11. Entre Taxco y Acapulco. Culturas indígenas del estado de Guerrero / 12. Expediciones en el occidente de Guerrero: III, enero de 1948 / 13. Nuevos apuntes sobre Chilacachapa, Guerrero [municipio de Cuetzala del Progreso] / 14. Todos santos y otras ceremonias en Chilacachapa, Guerrero, 1946 / 15. Chilacachapa, Guerrero. Apuntes lingüísticos / 16. Algunos ejemplos de la alfarería geométrica Yeztla–Naranjo, 1946 [municipio de H. Castillo] / 17. Objetos de piedra de Cocula y Chilacachapa, Guerrero, 1947 / 18. Figuras de piedra de Balsadero, Guerrero [municipio de Coyuca de Benítez] / 19. Tres complejos de cerámica del norte del río Balsas, 1948 / 20. La cerámica de la Sierra Madre del Sur, estado de Guerrero / 21. Escultura mexica en el estado de Guerrero, 1949 / y, 22. Figurilla de cobre en Guerrero, 1949.

Con esta larga relación se comprende ampliamente la importancia que la obra de Barlow representa para el conocimiento de la historia antigua y la etnohistoria de la entidad del sur. La edición del volumen VI de sus obras, que comprende además documentos referidos a los estados de Colima, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán, fue elaborada por Jesús Monjarás Ruiz, Elena Limón y María de la Cruz Paillés H., investigadores del INAH en colaboración con la UDLA.

Códice Azoyú.

El estudio de los códices o “libros pintados” ha merecido la atención de muchos estudiosos de estos documentos en fechas recientes. Este tipo de documentos pictográficos, de origen prehispánico o colonial, contienen una cantidad enorme de información: localizaciones geográficas, linderos reales o imaginarios de las tierras de los pueblos, mitos de origen, justificación de los títulos nobiliarios, como elementos que propician los rituales, etcétera.

A la investigación de estas fuentes históricas se han dedicado Blanca Jiménez P. y Samuel L. Villela F. y han logrado reunir en su estudio más de 60 documentos referidos a nuestra entidad en su obra Historia y cultura tras el glifo: Los códices de Guerrero, editado por el INAH en 1998.

Los autores nos informan que la mayor parte de los documentos se refieren a lugares y pueblos localizados en el área de influencia de Tlapa, pues era, en la época prehispánica, el asiento de “varios señoríos que fueron sometidos a la dominación mexica. Es por ello que la principal tradición pictórica que predomina en sus códices es de tipo náhuatl”. La región norte del estado y la del Alto Balsas también tienen algunos testimonios iconográficos de gran interés.

Jiménez y Villela han clasificado los documentos, de acuerdo con su contenido, en aquellos que tratan aspectos económicos (procesos y tributos), genealógicos, etnográficos, históricos, histórico–cartográficos, sobre migraciones, así como mapas diversos. Un buen porcentaje de ellos se localizan formando parte de los acervos nacionales: el Fondo de documentos pictográficos de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH) y el Archivo General de la Nación (AGN). Otros se encuentran en instituciones extranjeras como la Biblioteca Nacional de París, Biblioteca Estatal de Berlín, Universidad de Texas, Biblioteca Latinoamericana de la Universidad de Tulane. Algunos pocos se encuentran todavía en manos de los habitantes de los pueblos y les sirven en algunos rituales comunitarios. Uno de los primeros en salir del país fue el adquirido por Alexander von Humboldt durante su estancia en México y obsequiado a la Biblioteca Real de Berlín en 1806, y el cual se reconoce con el nombre del afamado científico viajero.