Lunes  11 de noviembre de 2019.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Encomendero
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Danza guerrerense
  • Con agua y flores, fragmento
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Santuario en Olinalá
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Danza de Los Apaches
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Tlacololeros
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Pescado a la talla
  • Zona arqueológica Tehuacalco
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
4555655
HoyHoy989
AyerAyer1376
Esta semanaEsta semana989
Este mesEste mes13939
TodosTodos4555655
Día más visitado 05-07-2018 : 2924
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 21

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Antropología

El doctor Heriberto Whealy, investigador del ILV, relató el “informe de un recorrido a la región de Metlatónoc” (Tlapa, Igualita, Cuatliapa, Petlacala, Lomazoyatl, etcétera) para localizar un grupo de indígenas de habla náhuatl; no encontró tal grupo pero sí recabó una serie de datos sociológicos y varios vocabularios comparativos del mixteco. Al final constató que entre todos los pueblos indígenas que había visitado en el país “no había encontrado situación económica tan espantosa” como la de los habitantes de esta parte del estado, dedicados a la manufactura de sombreros de palma. El doctor Robert Cloyd Stewart, misionero evangelista del ILV y radicado en Xochistlahuaca, presentó un “informe etnolingüístico acerca de los amuzgos” afirmando que “dicho idioma consta de 20 consonantes, siete vocales orales y siete nasalizadas; además tres tonos fonémicos con sus combinaciones, aunque éstas son difíciles de percibir”. Ilustró las conferencias con leyendas y adivinazas así como material etnográfico de ese grupo indígena.

El doctor Gonzalo Aguirre Beltrán participó con “el nahualismo”, donde estableció una definición para distinguirlo de otras creencias indígenas como el tonalismo, la brujería, el chanismo y la sombra, complejos que llegan a confundirse y mezclarse en la imaginación sincrética de indígenas y mestizos. En otra intervención detalló la razón histórica de la presencia de “la población negra de Guerrero”, explicando cómo fue la introducción por los españoles de hombres y mujeres con características somáticas negroides, no sólo a la Nueva España, sino a la entidad, advirtiendo que en ésta pudo haber además presencia “de núcleos arrancados de Melanesia”.

En el Congreso hubo además alguna sesión para dar cabida a asuntos relacionados con el folclor y la narrativa guerrerenses; así, la profesora Virginia R. de Mendoza abordó un tema relacionado con el de la intervención del doctor Aguirre Beltrán: “El nahual en la narración tradicional”. Afirmó que en Guerrero las metamorfosis de esos seres son en perro, tigre, zorra, guajolote, toro, cerdo, tecolote, rayo y luz. Se aparecen generalmente en las narrativas de Teloloapan, Cuetzala, Taxco, Chilacachapa, Juchitán, Azoyú, etcétera. El complejo de la creencia en el nahual implica saber cómo operan sus transformaciones en diversos animales, cómo se transforman a sí mismos, sus luchas con otros de su especie, cómo atacan, matan, impiden el paso a los transeúntes, chupan la sangre, ejercen venganza, realizan curaciones, etcétera. Para capturarlos la mejor forma es rezar “magníficas” al revés, hacer cruces con saliva, ajos, clavos o cabellos, y que para matarlos hay que utilizar armas curadas (benditas) y balas de plata o acero que lleven grabadas en la punta una cruz y otras maneras para deshacerse de sus hechizos.

Sobre el folclor musical el reconocido maestro Vicente T. Mendoza se refirió a la música tradicional de Guerrero y el maestro Jerónimo Baqueiro Foster clasificó la expresión musical estatal en gustos, sones y chilenas, en su intervención “El alma de Andalucía en la música folclórica de Guerrero”, buscando parangones con las expresiones musicales de España. El más destacado de los narradores y estudiosos de estos aspectos –además de ser nativo de la entidad–, don Celedonio Serrano Martínez, habló de “el corrido popular en Guerrero” al cual caracterizó como un producto típicamente mestizo que se desprendió del romance español introducido en la Colonia. Serrano Martínez concluyó que los corridos guerrerenses tienen un fuerte contenido social y revolucionario y que sus “principales fuentes son las regiones de Tierra Caliente, fundamentalmente Tlapehuala, la región central, particularmente Tixtla y sus alrededores, la región del norte, principalmente Taxco, Iguala, Tepecuacuilco y sus poblados vecinos, y la Costa Chica”.             

Con la exposición de 35 ponencias de antropogeografía y antropología, 20 temas acerca del periodo colonial y 21 de la época contemporánea, terminó la IX sesión del Congreso Mexicano de Historia reseñada por el doctor Eusebio Dávalos Hurtado –quien posteriormente fue, por varios años, director del INAH– y el Diario de Guerrero de Chilpancingo. De dicho encuentro, repetimos, no se conformó nunca una memoria. No obstante, muchas de las ponencias permanecen tal vez en el archivo de algunos de los descendientes de los participantes, de los cuales sólo dos de ellos sobrevivirían para intervenir en un acontecimiento similar, realizado también en Chilpancingo, 35 años después, ya en los años 80 del siglo pasado.

Mapa arqueológico de Guerrero.

En el México colonial una de las formas de evadir el tributo y la esclavitud era, para ciertos individuos (los negros proscritos, mulatos o cimarrones en particular, por razón de sus propias características somáticas detectables) la huida hacia terrenos donde la administración virreinal no lograra someterlos, como la única forma de escapar de tal imposición y del yugo. En 1783, el Comisario de la Costa del Mar del Sur informaba al virrey que la recolección del tributo entre los naturales del partido de Igualapa se había llevado a efecto de acuerdo con la cuenta, matrícula y visita personal del mismo. Sin embargo, no había sido posible realizarla en aquellos lugares habitados por negros y mulatos que sumarían unas mil familias, y expresaba el testimonio de que es cierto que los indicados negros son muy insolentes, atrevidos, groseros y llenos de defectos: que no tienen residencia fija, ni reducción de pueblos, ni formalidades de República, ni sociedad civil. Habitan en los campos en chozas esparcidas, en unas estancias despobladas que hay en esta costa del sur y se conocen por Cuajinicuilapa, Maldonado, San Nicolás, Juchitán, Cruz Grande, Nexpa, Las Garzas y El Palomar...

Esta cita está contenida en la obra pionera, y de carácter etnohistórico único, La población negra de México del doctor Gonzalo Aguirre Beltrán que se publicó en 1946 y que resulta el más certero antecedente de otra obra del mismo prestigiadísimo autor, y muy cara para los guerrerenses. En 1958 se editó el volumen Cuijla. Esbozo etnográfico de un pueblo negro, que se refería a la población afromestiza que puede detectarse todavía con amplitud en los municipios de la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca. La investigación etnográfica se realizó en la población de Cuajinicuilapa en 1948, donde el investigador pudo reconstruir la historia de ese pueblo, tanto en archivos o como resultante de los propios testimonios de historia oral.