Jueves  14 de noviembre de 2019.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Encomendero
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Danza de Los Apaches
  • Pescado a la talla
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Danza guerrerense
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Tlacololeros
  • Con agua y flores, fragmento
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Santuario en Olinalá
  • Mural en la ciudad de Tixtla
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
4561580
HoyHoy1063
AyerAyer2906
Esta semanaEsta semana6914
Este mesEste mes19864
TodosTodos4561580
Día más visitado 05-07-2018 : 2924
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 31

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Institutos Tecnológicos

Los tecnológicos son instituciones públicas de educación superior; su papel es servir a la sociedad de acuerdo a las necesidades que ésta tiene y que se detectan directamente a través de los organismos del Estado. Aplican las políticas que en materia educativa señala éste y con los recursos que el mismo les proporciona. El origen de este subsistema educativo se remonta a 1948, cuando eran inaplazables, a las entidades federativas, las oportunidades de acceder a la educación tecnológica superior; ahí encontramos la razón fundamental de su creación. Eleva las posibilidades de educación de los seres humanos que por cuestiones económicas o sociales no podían viajar a la ciudad capital a estudiar alguna profesión; por lo tanto, la escasez de escuelas de este nivel en el interior del país convertía en propósito inalcanzable para los menos favorecidos –la gran mayoría– adquirir una carrera profesional.

Nacen como resultado del propósito de descentralización de la labor del Instituto Politécnico Nacional, el que, a su vez, materializaba, por decisión del presidente Lázaro Cárdenas, los postulados sociales de la Revolución Mexicana; se nutren, por ello, de los principios de justicia social, plasmados en la Constitución, particularmente en su artículo 3º, y a partir de ahí se ha ido definiendo su filosofía. Cabe, sin embargo, mencionar que tienen potencialidades que es menester liberar. Por su filosofía, por su historia, por los recursos humanos con que cuentan, por su identidad de objetivos y por su unidad institucional, su papel en el desarrollo de México debe cobrar otras dimensiones. La historia de los Tecnológicos nos indica que éstos han funcionado siempre en forma coordinada; primero lo hicieron dentro de los lineamientos del Instituto Politécnico Nacional, y después, dentro del marco de la SEP, cuando pasaron a depender de ésta.

Antecedentes históricos.

La educación tecnológica constituye para México un elemento fundamental en la búsqueda del desarrollo pleno y la competitividad. Los ámbitos de la economía social no se pueden concebir sin tomar en cuenta a las instituciones de educación superior, las que desempeñan un papel fundamental en la historia contemporánea de nuestro país. Su creación, organización y óptimo funcionamiento son una necesidad urgente si aspiramos a construir un futuro que marque bases firmes para alcanzar un mayor progreso, la verdadera democracia y una mejor justicia social.

Estos reclamos no son únicamente prioritarios en el ámbito local; son el reto en todos y cada uno de los estados que conforman la República Mexicana; por ello el estado de Guerrero no se exime de su responsabilidad, y tomando como base estos preceptos, hace más de tres décadas, a principios del año 1973, durante el sexenio presidencial del licenciado Luis Echeverría Álvarez, el Gobierno estatal solicitó a la Secretaria de Educación Pública la creación de un Instituto Tecnológico en la entidad, que satisficiera la creciente demanda de profesionales capacitados, que, arraigados a su región, contribuyeran al progreso y desarrollo de la entidad.

Así se funda el primer Instituto Tecnológico Regional, creado con un solo propósito: mejorar la calidad de vida de los guerrerenses. Se determinó que el lugar idóneo para albergar las instalaciones, de lo que con el tiempo se convertiría en el Instituto Tecnológico de Acapulco, serían los límites de los ejidos de La Sabana y El Cayaco, en el municipio de Acapulco; tomando en cuenta la situación geográfica, la posición estratégica y la potencialidad escolar. A iniciativa del Gobierno estatal, fueron donadas 45 hectáreas, mismas que en la actualidad se han visto reducidas a únicamente 19, persistiendo la falta de regularización del predio (que cada día se ve mermado por invasiones precaristas, difíciles de combatir debido a la situación legal).

En sus inicios, la nueva institución se denominó Instituto Tecnológico Regional de Acapulco, y fue inaugurado el día 19 de septiembre de 1975 por el ingeniero Rubén Figueroa Figueroa, en ese tiempo gobernador constitucional del estado. Las actividades académicas iniciaron exitosamente el 1 de octubre de ese mismo año, siendo director fundador el ingeniero arquitecto Raúl Roberto Aguilar Rezza. A partir de esa fecha, los tecnológicos han adquirido una fuerte presencia en el estado y son una de las mejores ofertas educativas por su alto nivel académico.

En el Reglamento Interno se señala que “el Sistema Nacional de Institutos Tecnológicos está integrado por instituciones que tienen el firme propósito de formar profesionales de nivel superior y postgrado, que signifiquen una auténtica opción a las necesidades regionales, estatales y nacionales de nuestro país”; y se afirma que “es fundamental responsabilidad de los institutos tecnológicos establecer niveles de excelencia educativa que permitan desarrollar al máximo la capacidad intelectual de quienes representan el futuro de México, impulsándolos y canalizándolos en el desempeño de sus actividades académicas, deportivas y culturales… en un marco armónico con nuestra Constitución, nuestras leyes y reglamentos que garantizan el Estado de Derecho en el que nuestros egresados habrán de aplicar sus conocimientos en la búsqueda de soluciones a los problemas que enfrenta la sociedad mexicana”. Se dispone además lo siguiente:

La educación que se impartirá en los planteles estará sustentada en las disposiciones legales y por los planes y programas de estudio aprobados y registrados por la Secretaría de Educación Pública.

La educación que se impartirá en los planteles será la comprendida en el nivel superior (licenciatura, especialidad, maestría y doctorado); la duración en cada caso está determinada en los planes de estudios correspondientes.

Los institutos podrán impartir eventual y permanentemente cursos especiales cuya duración, organización, financiamiento y modalidad hayan sido aprobados por el director de cada Instituto Tecnológico.

Los planteles dependientes de la Dirección General se clasifican de acuerdo a su función en: Institutos Tecnológicos, Centro Interdisciplinario de Investigación y Docencia en Educación Técnica (CIIDET), Centro Nacional de Investigación y Desarrollo Tecnológico (CENIDET) y Centros Regionales de Optimización y Desarrollo de Equipo (CRODE).

Planteles.

Desde su fundación hasta ahora, se han aperturado seis instituciones más; éstas son:

Instituto Tecnológico Agropecuario número 25 de Ciudad Altamirano

Instituto Tecnológico de Chilpancingo.

Instituto Tecnológico de la Costa Grande.

Instituto Tecnológico de Iguala.

Instituto Tecnológico de la Costa Chica.

Instituto Tecnológico de La Montaña.

Instituto Tecnológico de Acapulco.

El Instituto Tecnológico de Acapulco es el primero en su tipo que se funda en el estado de Guerrero (1975). En sus orígenes tuvo una población de: 51 alumnos de nivel superior y 483 alumnos de nivel medio superior (técnicos), atendidos por una planta laboral de 47 empleados entre docentes y administrativos. Inicialmente se ofrecieron las siguientes carreras de nivel medio superior: Técnico en Aire Acondicionado y Refrigeración, Técnico en Mantenimiento Mecánico, Técnico Laboratorista Químico, Técnico en Obras Arquitectónicas, Técnico en Administración de Personal; y de nivel superior: Ingeniería Electromecánica en Planta y Mantenimiento y Licenciatura en Relaciones Comerciales.

Entrada al Instituto Tecnológico de Acapulco.

Debido a que en la ciudad y puerto de Acapulco se cuenta con escuelas que atienden el nivel medio superior, la Dirección General de Institutos Tecnológicos (ahora Dirección General de Educación Superior Tecnológica), autorizó desde 1980 la desconcentración del mismo; esto dio pauta para que se apoyara en gran medida el desarrollo del nivel superior, siendo desde el año de 1983 que el Instituto Tecnológico de Acapulco ofrece exclusivamente, en sistema escolarizado y sistema abierto, carreras de nivel superior.

A lo largo de sus más de 33 años de vida, el Instituto Tecnológico de Acapulco ha enriquecido su plantilla docente y estudiantil y modernizado sus instalaciones. Actualmente su oferta educativa es la siguiente:

En licenciaturas: Arquitectura, Ingeniería Bioquímica, Ingeniería Electromecánica, Ingeniería en Sistemas Computacionales, Administración y Contaduría.

En postgrados: Maestría en Planificación de Empresas y Desarrollo Regional.

Considerando de vital importancia el fomento de las actividades culturales, tiene como objetivos en común con los demás tecnológicos: estimular el esfuerzo de los estudiantes por sobresalir en sus actividades deportivas y culturales; fortalecer entre la juventud, a través de la competencia y la convivencia, los conceptos de identidad nacional y solidaridad; propiciar el desarrollo del área psicomotora mediante la educación física, el deporte y la recreación, a través del uso adecuado del tiempo libre del estudiante; así como llevar a cabo las actividades de promoción cultural y deportiva del Instituto Tecnológico.

El Departamento de Actividades Extraescolares ofrece: ajedrez, atletismo, basquetbol, banda de guerra, danza moderna, danza regional, judo, karate do, natación, tae kwon do, teatro y voleibol. Estas mismas los han llevado a participar en eventos inter tecnológicos, como el Festival Nacional de Arte y Cultura, que se realiza cada año en distintos tecnológicos de la República Mexicana y en los que participan el resto de las instituciones homólogas. También están los eventos deportivos; éstos se realizan, por deportes, en diferentes tecnológicos en su etapa pre nacional, donde los ganadores pasan al evento nacional que se realiza anualmente en un instituto tecnológico cuya sede se asigna con un año de anticipación.

Cuenta además con un Laboratorio de Cómputo y un Centro de Idiomas que sirve para que el estudiantado haga un manejo adecuado de la lengua extranjera y alcance un mejor desempeño humano y profesional.

Instituto Tecnológico Agropecuario número 25.

Inició labores el 1 de septiembre de 1982. Su primer director fue el licenciado Andrés Mendoza Molina. Al comenzar sus actividades sólo ofrecía las licenciaturas en Informática, con especialidad en redes; Administración, orientada a empresas agropecuarias; y de Ingeniero Agrónomo, con opciones en Fitotecnia o Pecuario. Las dos primeras se cursaban en cuatro años, y la última en cinco.

En la actualidad, se han incrementado, con algunas modificaciones en los ciclos de duración, quedando de la siguiente manera: Licenciatura en Administración, con duración de nueve semestres; Ingeniería en Agronomía, con duración de nueve semestres; Licenciatura en Biología, con duración de nueve semestres; Licenciatura en Contaduría, con duración de nueve semestres; Informática, también con duración de nueve semestres.

Instituto Tecnológico de Chilpancingo.

El Instituto Tecnológico de Chilpancingo surge en 1984 ubicándose como la quincuagésima segunda institución del sistema y la segunda del estado de Guerrero, en respuesta clara, directa y decidida a las necesidades de educación que planteaba la ciudadanía chilpancingueña en esa época; por lo que el licenciado Alejandro Cervantes Delgado, gobernador constitucional del estado, solicitó al presidente de la República, licenciado Miguel de la Madrid Hurtado, y al entonces secretario de Educación Pública, licenciado Jesús Reyes Heroles, la creación del Instituto Tecnológico de Chilpancingo, ya que consideraban que el tecnológico daba “... respuesta a una gran parte de los guerrerenses que pedían otras opciones para la capital del estado”.

La institución abrió oficialmente sus puertas el día 2 de octubre de 1984 en las instalaciones del CREA y en las aulas de la Universidad Pedagógica Nacional en Chilpancingo; al inicio ofreció las licenciaturas en Contaduría e Informática, así como la carrera de Ingeniería en Geología, la cual al siguiente año se reorienta como Ingeniería Civil, cancelando la anterior.


Entrada al Instituto Tecnológico de Chilpancingo.

A partir de 1991, este instituto inicia, con el Diplomado en Computación, los estudios de postgrado; en 1992, agrega la Maestría en Ciencias Computacionales; en 1993, la Maestría en Administración de la Construcción, así como los diplomados en Impuestos y Proyectos Productivos; en 1997, se suma el Diplomado vía satélite “Principios para un desempeño de clase mundial”. Estos estudios se actualizan periódicamente; así, hay algunos que se cancelan y se ofertan otros.

El objetivo más importante de esta institución es prestar, desarrollar y orientar servicios educativos de tipo superior, encaminados a la formación de profesionistas en tecnología acorde a las necesidades regionales y del estado.