Jueves  14 de noviembre de 2019.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Danza guerrerense
  • Santuario en Olinalá
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Tlacololeros
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Danza de Los Apaches
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Pescado a la talla
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Con agua y flores, fragmento
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Encomendero
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
4561587
HoyHoy1070
AyerAyer2906
Esta semanaEsta semana6921
Este mesEste mes19871
TodosTodos4561587
Día más visitado 05-07-2018 : 2924
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 18

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Nava y Álvarez, Ramón (Romano Nava)

Tenor dramático. Nació el 28 de febrero de 1908 en Chilpancingo; murió en la Ciudad de México. Sus padres fueron Anacleto Nava y Gertrudis Álvarez (descendiente del primer gobernador del estado).

Hizo los primeros estudios en la tierra natal y, más tarde, en el Seminario Conciliar de Chilapa; destacó por sus facultades vocales y pasó a formar parte, como solista, del coro de dicho colegio. La muerte de su madre truncó su carrera sacerdotal; se trasladó con su padre al estado de Morelos y, después, a la Ciudad de México; allí cursó la preparatoria y asistió a clases de música con diversos profesores, entre ellos, José Eduardo Pierson, que formó la primera compañía mexicana de ópera y contó entre sus alumnos a José Mojica, Jorge Negrete, Pedro Vargas y Hugo Avendaño.

Incursionó, a partir de 1923, en el mundo del espectáculo escénico–musical; hizo su debut operístico en 1926 en el Teatro Degollado de Guadalajara, Jalisco.

Informa el historiador Héctor F. López que el tenor Nava y Álvarez dio, con éxito, recitales en las principales localidades de la República Mexicana. A fines de 1926, se trasladó al vecino país del norte, donde tuvo una magnífica acogida, y se le llamó el Caruso mexicano. También cosechó aplausos en La Habana, Cuba.

En 1930, visitó Europa para actuar en varios países, a la vez que decidió especializarse en algunas academias de canto en Italia.

Figuran entre sus maestros el boloñés Giuseppe Borghi y Humberto Berrotini, director del Teatro de la Scala de Milán. Por su calidad, el Gobierno de Italia le otorgó el título nobiliario de “Cavalliero de la Real Casa de Saboya”, que aceptó previo permiso del Senado de México. A partir de este suceso, adoptó el nombre artístico de Romano Nava.

Siempre con el papel principal y como tenor dramático, visitó triunfante: Portugal, Holanda, Suiza, Bélgica, Francia, Polonia, España, Alemania, Finlandia, Estonia, Austria, Hungría, Letonia y Rumania. Tenía puestas 24 obras en cuatro idiomas y algunos oratorios en latín.

En 1941, regresó a EU y, posteriormente, a México.

Jamás olvidó a su pueblo natal; el 11 de abril de 1942, se presentó en Chilpancingo, donde dejó una fuerte impresión en los que tuvieron la suerte de escucharlo. Relata el profesor Agustín Aragón Leyva que, aunque su voz, de potencia extraordinaria, fue apta para la ópera, gustaba de entonar malagueñas, peteneras, chilenas y canciones guerrerenses, acompañado de una guitarra séptima especial fabricada en Italia.

El 2 de mayo del año antes citado, se trasladó al puerto de Acapulco y, en misa solemne, cantó en la iglesia de La Soledad.

Retornó a México, donde, al paso del tiempo, y en forma inexplicable, su fama decreció hasta apagarse completamente.

(HCB)