Piedra Aureoles, Epigmenio de la

Presbítero y político. Nació en Taxco de Alarcón el 14 de marzo de 1792; murió en la ciudad de Tenancingo, estado de México, el 13 de junio de 1873. Fue hijo de Lorenzo de la Piedra y Guadalupe Aureoles.

Realizó estudios de sacerdocio en la Ciudad de México y recibió el ordenamiento por el arzobispo Pedro de Fonte en 1817.

Después de ejercer en varios curatos, en 1820 se trasladó a Tepecoacuilco para profesar al lado de su tío, el párroco Ignacio de la Piedra.

Fue comisionado por Agustín de Iturbide para entregar al virrey Apodaca copia del Plan de Iguala; estando en la Ciudad de México, se le tomó preso y fue remitido al convento de San Fernando, de donde se fugó disfrazado de mujer y se unió en Huitzuco al Ejército Trigarante.

Fue miembro del Primer Congreso Constitucional de la Federación Mexicana y  firmó la Constitución de 1824 como diputado secretario.

Perteneció a los congresos constituyentes I y II del estado de México. En 1828 la imprenta de la entidad le publicó su escrito Proposiciones del diputado Piedra sobre asociaciones  secretas.

Concluyó, en 1829, sus funciones como diputado; en 1830, se hizo cargo de la parroquia de Jantetelco.

En 1834, se involucró en el Plan de Chicontla del presbítero Carlos Guadalupe Tepixco Abad, por lo que sufrió persecución.

En 1850, se dio a la tarea de construir el primer monumento dedicado al cura Hidalgo, que se concluyó en 1857 y hasta hoy se encuentra en Tenancingo.

Más tarde, sirvió a la parroquia de Tenancingo. En este lugar, por problemas con el general O’ Horán, estuvo a punto de ser fusilado en 1861. Durante la Intervención francesa el mariscal Bazaine lo obligó a salir de ahí, por lo que el arzobispo Labastida, en 1869, lo ayudó para ser prebendado en la catedral metropolitana de México, y en 1873 logró que se le concediera la canonjía de dicha iglesia, falleciendo poco después.  

(HCB)