Jueves  21 de noviembre de 2019.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Danza guerrerense
  • Santuario en Olinalá
  • Tlacololeros
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Danza de Los Apaches
  • Pescado a la talla
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Con agua y flores, fragmento
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Encomendero
  • Zona arqueológica Tehuacalco
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
4570211
HoyHoy1054
AyerAyer1648
Esta semanaEsta semana5445
Este mesEste mes28495
TodosTodos4570211
Día más visitado 05-07-2018 : 2924
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 29

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Bustamante, Carlos María de

Abogado, escritor y periodista. Nació en Antequera, Oaxaca, en 1774; murió en la Ciudad de México el 21 de septiembre de 1848. Fue el primogénito del segundo matrimonio de don José Antonio Sánchez de Bustamante, español de nacimiento, quien se casó cuatro veces.

Después de estudiar Gramática Latina, cursó Filosofía en el Seminario de Oaxaca y en la Ciudad de México se graduó Bachiller en Artes; allí, en 1796, comenzó la carrera de Jurisprudencia mientras trabajaba en el bufete de Antonio Labarrieta y en julio de 1801 recibió el título de Abogado en la Audiencia de Guadalajara, de la cual fue relator, pero renunció para no verse obligado a extender una sentencia de muerte.

De regreso a la capital cobró gran notoriedad por la defensa que hizo de Esteban de Castro (algunos señalan a Manuel Alonso López), acusado del asesinato de Lucas de Gálvez y Montes de Oca, capitán general de Yucatán. Bustamante lo salvó de la pena de muerte y con ello ganó la estimación de personas importantes.

En 1805, financiado por Nicolás de Galera y Tarranco, con Jacobo Villaurrutia emprendió la publicación del Diario de México, en el que escribía con el seudónimo de El Proyectista y donde se logró reunir a los más destacados escritores de la época (Lizardi, Barquera, Quintana Roo y otros).

En 1808, cuando España se levantó contra los franceses, mandó acuñar a su costa una medalla conmemorativa de la unión de españoles y mexicanos, pero la prisión del virrey Iturrigaray (José de Iturrigaray y Arostegui, 1742–1815) y la muerte del licenciado Verdad (Francisco Primo de Verdad y Ramos, 1768–1808) lo hicieron ferviente partidario de la Independencia.

En 1812, al promulgarse la libertad de imprenta que traía aparejada la Constitución de Cádiz, fue Bustamante uno de los primeros en hacer uso de esa prerrogativa al publicar un periódico satírico llamado El Juguetillo, pero al suspenderse dicha libertad tuvo que ocultarse en Tacubaya, marchó con su esposa a Zacatlán, Puebla, lugar ocupado por el jefe insurgente Osorno.

Pasó después a Oaxaca para reunirse con Morelos, éste le dio el grado de brigadier y lo nombró inspector general de Caballería, reorganizó un regimiento llamado de Valles, redactó El Correo del Sur y escribió para el Semanario Patriótico Americano, órgano teórico donde se expresaban las ideas más avanzadas de los insurgentes.

Nombrado diputado por el estado de México al Congreso de Chilpancingo escribió el discurso que leyó Morelos en la apertura de la asamblea y redactó el Acta Solemne de la Declaración de la Independencia de la América Septentrional, firmada el 6 de noviembre de 1813.

Después del desastre de Valladolid y Puruarán, en enero de 1814, fue hostilizado durante año y medio por el jefe realista Rosains, quien lo apresó en Tehuacán. Pudo escaparse y se refugió en un rancho de Acatlán. Acosado por la adversidad no le quedó otro recurso que solicitar el indulto y lo hizo al presentarse, el 8 de marzo de 1817, ante un destacamento en el Plan del Río.

El 11 de agosto, en Veracruz, intentó salir del país rumbo a Europa, en un bergantín inglés, pero el capitán del puerto, Ramón Gil, lo capturó y lo internó en la prisión de San Juan de Ulúa. Se dice que antes hubo tiempo para entregar a los marinos ingleses cinco cuadernos que tenían escrita la historia de la Revolución y que recomendó fueran puestos en manos del almirante de Jamaica, a fin de que Europa conociera los sucesos de México.

Permaneció preso durante 13 meses, hasta el 2 de febrero de 1819 en que le dan por cárcel la ciudad. Ejerció la abogacía, siendo frecuentemente consultor del castellano de la fortaleza. Proclamada en Iguala la Independencia contribuyó al aconsejar por carta a Vicente Guerrero para que procediese de acuerdo con Iturbide; se unió en Jalapa a las tropas de Santa Anna, llegó a México el 11 de octubre de 1821.

En pugna con Iturbide, desde antes que el Ejército Trigarante entrara a la capital del país, sus críticas, expresadas en el semanario La Abispa de Chilpancingo, le valieron ser metido a prisión algunas horas, pero el 24 de febrero de 1822 fue diputado al Congreso, que lo eligió su presidente mientras se hacía la elección del titular.

Desaprobó la coronación de Iturbide y salió de la capital. El 26 de agosto volvió a la cárcel junto con otros legisladores por sus desavenencias con el emperador, recobró la libertad en marzo de 1823 al ser derrocado Iturbide y reinstalarse el Congreso, del cual fue elegido diputado nuevamente. Ahí se opuso al federalismo que quedó establecido en la Constitución de 1824. A partir de entonces escribió en El Sol y otros periódicos en favor del centralismo.

En 1827 se le otorgaron honores y sueldo de auditor de guerra. Creado en 1836 el Supremo Poder Conservador fue uno de sus cinco miembros hasta la revolución de 1841. Más tarde, en 1843, rechazó el cargo de consejero de Santa Anna (Consejo de Estado fundado en las Bases Orgánicas de 1841). Desde 1824 hasta su muerte (salvo cortos intervalos) representó a Oaxaca en el Congreso y continuó escribiendo y publicando.

En agosto de 1846, al quedar viudo, era tan pobre que no tuvo dinero para grabar un epitafio en la tumba. Al iniciar EU la guerra de agresión contra México, viejo y enfermo, se ofreció como soldado para combatir a los invasores.

Joaquín García Icazbalceta señala que la bibliografía recopilada de Bustamante comprende 107 títulos. Según Manuel Orozco y Berra, publicó 19 142 páginas en cuarto y dejó inédito, entre otros escritos, un diario de sucesos notables en varios volúmenes. Fueron sus principales obras: Cuadro histórico de la Revolución América Mexicana, comenzada el 15 de septiembre de 1810 (seis vols. y cuatro suplementos, 1823. Hubo una segunda edición “corregida y muy aumentada”, en cinco volúmenes publicados en el periodo 1843–1846); Continuación del cuadro histórico, historia del emperador Agustín de Iturbide, hasta su muerte y sus consecuencias; y establecimiento de la República popular federal (1846); El gabinete mexicano durante el segundo periodo de la administración del Exmo. Sr. Presidente Anastacio Bustamante (dos tomos, 1842); Apuntes para la historia del gobierno del general Antonio López de Santa Anna desde principios de octubre de 1841 hasta el 6 de diciembre de 1844 (1845); El nuevo Bernal Díaz del Castillo, o sea, historia de la invasión de los anglo–americanos en México (dos tomos, 1847).

Publicó muchas obras de autores importantes, entre ellas la Historia general de las cosas de la Nueva España, que en 12 libros y dos volúmenes escribió el R.P.Fr. Bernardino de Sahagún (tres tomos, 1829–1840), con varios suplementos. De su trabajo periodístico destacan los 30 números que, entre 1821 y 1826, publicó con el nombre de La Abispa de Chilpancingo (1821–1822), entre otras.

(ETA)