Miércoles  13 de noviembre de 2019.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Pescado a la talla
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Tlacololeros
  • Santuario en Olinalá
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Danza guerrerense
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Danza de Los Apaches
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Encomendero
  • Con agua y flores, fragmento
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
4557995
HoyHoy384
AyerAyer1489
Esta semanaEsta semana3329
Este mesEste mes16279
TodosTodos4557995
Día más visitado 05-07-2018 : 2924
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 59

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Castillo Castro, Heliodoro

Nació en Tlacotepec en 1887; murió en Zumpango del Río el 16 de marzo de 1917.

El 4 de octubre de 1912 se levantó en armas en el poblado de Huerta Vieja, Municipio de Tlacotepec, y se unió a Jesús H. Salgado, compañero del mismo ideal.

Después de tomar varias plazas el 24 de marzo de 1914 los generales Heliodoro Castillo, Encarnación “Chon” Díaz, Jesús H. Salgado, Julián Blanco y Emiliano Zapata acordaron sitiar Chilpancingo hasta hacer rendir al huertista general Luis G. Cartón.

Éste, al no resistir el combate, retrocedió rumbo a Acapulco para ser alcanzado en El Rincón, donde se rindió después de la muerte de su hijo. Se formó un Consejo de Guerra, y Cartón y su Estado Mayor fueron fusilados el 7 de abril de 1914.

Prosiguió la ocupación de Iguala y ante el triunfo zapatista fue electo gobernador provisional el general Jesús H. Salgado, quien se ausentó por algunos días para atender las tropas del distrito de Aldama y dejó encargado del puesto a Heliodoro Castillo, quien se dedicó a equipar escuelas comunales e iniciar la explotación de la mina La Delfina, localizada en el Municipio de Leonardo Bravo.

En el mismo año recibió la comisión de entrevistar al presidente provisional de la República, Eulalio Gutiérrez, para obtener la legalización del Banco Revolucionario de Guerrero; la petición fue negada; sin embargo, consiguieron parque, víveres y ropa, que se transportaron en el tren interoceánico hasta Puente de Ixtla.

Cuando se creía que con la Convención de Aguascalientes los combates habían terminado llegó a Chilpancingo el 1 de enero de 1915 el general Silvestre Mariscal al mando de numeroso ejército carrancista. No tardaron en darse los enfrentamientos.

Al conocerse la venta de los pozos petroleros de Tamaulipas y Veracruz, Castillo publicó un manifiesto bajo el título “El nefasto carrancismo”, donde hace público su repudio a este acontecimiento.

Siguieron varias contiendas y resultó herido en enero de 1917, por lo que regresó a Chichihualco para recuperarse al lado de su esposa Micaela Nava, originaria de ese lugar. Allí recibió una misteriosa carta que lo hizo acudir presuroso a Zumpango, en compañía única de su asistente el Chancaseli Alarcón.

Se supo después que auxilió a un general Saavedra y al ser acorralados por fuerzas del gobierno, antes de ser apresado, se disparó a sí mismo.

Los jefes mariscalistas trasladaron el cadáver a Chilpancingo y lo sepultaron con todos los honores y reconocimientos a su valor y astucia para el combate.

Reposa en el Panteón Municipal, en la Rotonda de los Hombres Ilustres de Guerrero.

El municipio de Tlacotepec adoptó el nombre de Heliodoro Castillo.

(HCB)