Viernes  14 de diciembre de 2018.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Con agua y flores, fragmento
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Danza guerrerense
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Santuario en Olinalá
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Encomendero
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Danza de Los Apaches
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Pescado a la talla
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Tlacololeros
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Monumento a la Bandera en Iguala
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
4179146
HoyHoy718
AyerAyer935
Esta semanaEsta semana4847
Este mesEste mes15182
TodosTodos4179146
Día más visitado 05-03-2017 : 4625
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 39

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Catalán, Nicolás

Militar insurgente. Nació en Chilpancingo en 1780 (el Diccionario Porrúa señala 1772); murió en la misma ciudad el 17 de febrero de 1838. Hijo de Nicolasa Catalán, de quien lleva nombre y apellido.

En Tepecoacuilco contrajo matrimonio con Antonia Nava. El comerciante Antonio Gómez Ortiz, esposo de su hermana Dolores Catalán, lo nombró administrador del rancho Xolocamotla.

Simpatizante del movimiento independiente, en noviembre de 1810 tuvo su primer encuentro de armas en Tepecoacuilco. El 10 de diciembre se incorporó a las tropas del cura José María Morelos y Pavón. El 20 de febrero del año siguiente fue su primer ascenso: cabo primero; el 3 de abril, sargento; el 24 de mayo, alférez; el 6 de enero de 1812, teniente; el 3 de febrero de 1813, capitán; el 22 de septiembre de 1816, teniente coronel; el 19 de abril de 1820, coronel, y el 22 de febrero de 1823 general de brigada. Militó con el generalísimo Morelos durante tres años, cinco meses, cinco días; bajo el mando de Nicolás Bravo, tres años, seis meses, 16 días, y a las órdenes del general Vicente Guerrero siete años, tres meses.

Estuvo en diversas acciones armadas: en 1811 concurrió al sitio de La Sabana y al combate de Tonaltepec; en febrero a los enfrentamientos de Las Cruces, El Veladero, Chichihualco y Chilpancingo; el 20 de mayo, con el ejército expedicionario insurgente, entró a Tixtla y tomó parte en la derrota del ejército realista en la misma plaza en agosto 15; en diciembre, combatió en Tecualoya y Buenavista.

En enero de 1812, ya con el grado de teniente, acudió a las jornadas de Tecualoya y Tenancingo. En febrero se encontró en la ocupación y defensa de Cuautla y fue de los que lograron romper el sitio impuesto por Calleja. El 4 de junio combatió en Zitlala a las órdenes de Hermenegildo Galeana contra el realista Cerro. El 13 de julio, con Morelos y mil indios flecheros reclutados en Tlapa, llegó a Huajuapan, hoy de León, Oaxaca, para auxiliar a Valerio Trujano que estaba sitiado.

En 1813, el 3 de febrero pasó a formar parte de las fuerzas de Nicolás Bravo y con el grado de capitán tomó parte en la batalla de Acapulco, misma que duró desde abril hasta el 20 de agosto, fecha en que los realistas capitularon. Participó también en las acciones de Orizaba y Oaxaca efectuadas el 29 de octubre y 25 de noviembre, respectivamente, del mismo año.

En marzo de 1814 se enfrentó a los realistas en Chichihualco y en julio en Zumpango; en septiembre luchó en Pueblo Viejo; en 1815 se encontró en los hechos de Tanganhuato; en agosto, en Tepantitlán, y en septiembre participó en Teloloapan y San Juan; el 5 de noviembre, en Temalac, cuando Morelos fue capturado; en marzo de 1816 luchó en El Chiquihuite y Quetzala para obtener, después, el ascenso a teniente coronel.

El 23 de febrero de 1817 sostuvo el heroico sitio de Jaleaca (también llamado del cerro Santo Domingo), donde luchó hasta lo increíble. Casi un mes duró el sitio y se dice que al no tener la tropa qué comer, Antonia Nava, esposa del militar, su hermana Dolores Catalán y Catalina González, mujer de un sargento, se ofrecieron como alimento de los insurgentes. Este acto de valentía y patriotismo influyó en el ánimo de los soldados quienes, ayudados por el general Nicolás Bravo, lograron romper el sitio el 14 de marzo, saliendo por una abrupta cañada. Aquí perecieron más de cien hombres y muchos quedaron heridos.

En diciembre del mismo año ayudó a Nicolás Bravo en la empresa fracasada de rescatar a Ignacio López Rayón cuando cayó prisionero. En enero de 1818 empezó a figurar al lado de Vicente Guerrero, de quien recibió la encomienda de adquirir reses para alimentación de los combatientes. En agosto de 1819 participó en el asedio de Amatepec, en septiembre, en la pelea de Zacualpan y posteriormente combatió en la toma de San Martín Ozolapan (Ozoluapan). En febrero de 1820, contendió en Otatlán.

Cuando empezaron las gestiones para una comunicación entre Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero a fin de proclamar la Independencia aquél indicó, en carta fechada el 10 de enero de 1821, que Nicolás Catalán podría ser el comisionado para preparar la entrevista.

El 27 de enero de 1821, junto con Juan Álvarez, derrotaron a Francisco Antonio Berdejo en la Cueva del Diablo. En el mismo mes asistió a la ocupación de las haciendas de Mazatlán y Zoyatepec; en febrero, a la de Chichihualco. Después, participó en los eventos históricos del 5, 14 y 21 de febrero (encuentro de Guerrero e Iturbide, firma del Plan de Mazatlán y firma del Plan de Iguala); el 27 de septiembre del mismo año tomó parte en la entrada del Ejército Trigarante o de las Tres Garantías a la Ciudad de México.

El 24 de enero de 1828, siendo comandante militar de Chilpancingo, recibió al coronel Juan Álvarez, quien venía desde Acapulco solicitando la expulsión de los españoles. Al ser desconocido el presidente Vicente Guerrero (Plan de Jalapa) en 1829 Nicolás Catalán se mantuvo al lado de Nicolás Bravo.

El 24 de abril de 1830 combatió en Venta Vieja contra Juan Álvarez, resultando herido en esta acción de armas. El 11 de diciembre, ya repuesto, estuvo en Chilpancingo al frente de la comandancia militar. El 26 de marzo de 1831, solicitó al general Juan Álvarez se sometiera al gobierno de Anastasio Bustamante. El 3 de abril, Álvarez lo solicitó ante el general Nicolás Bravo como mediador en el conflicto armado.

El 12 de mayo, en su calidad de comandante militar, salió a recorrer Acapulco y la Costa Grande. En estas regiones permaneció hasta el 9 de diciembre, fecha en que, de vuelta en Chilpancingo, solicitó su retiro de la vida militar, sin lograrlo.

El 17 de diciembre de 1832 acompañó al general Nicolás Bravo en su entrevista con Juan Álvarez en Tixtla, contribuyendo a la unificación de los dos militares para regresar los tres a Chilpancingo.

Su última acción militar la efectuó el 25 de enero de 1836, cuando, en compañía de Juan Álvarez, intervino en la sofocación de un motín en el Castillo de San Diego. En la fecha de su fallecimiento aún se desempeñaba como comandante militar.

En su honor, la cuadrilla de Jaleaca se elevó a la categoría de pueblo y se le impuso el agregado “de Catalán”, por Decreto 15 de fecha 3 de junio de 1889. Esta población, que perteneció a Tlacotepec al integrarse el estado de Guerrero, pasó a depender del municipio de Chilpancingo por Decreto 81 de fecha 31 de diciembre de 1934, promulgado por la XXX Legislatura del estado durante el gobierno del general Gabriel R. Guevara.

En la región de Tierra Caliente, el 31 de mayo de 1875, mediante Decreto 12, ordenado por el gobernador, general Diego Álvarez, se le otorgó a Coyuca el rango de Ciudad de Coyuca de Catalán para enaltecer los méritos de uno de los hijos de este valiente soldado insurgente.

(ETA/JGCL)