Viernes  6 de diciembre de 2019.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Danza de Los Apaches
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Pescado a la talla
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Encomendero
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Tlacololeros
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Santuario en Olinalá
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Con agua y flores, fragmento
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Danza guerrerense
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
4590348
HoyHoy830
AyerAyer1224
Esta semanaEsta semana6968
Este mesEste mes8142
TodosTodos4590348
Día más visitado 05-07-2018 : 2924
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 37

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Guerrero Saldaña, Vicente

El 13 de septiembre de 1813 se instaló el Primer Congreso de Anáhuac, en Chilpancingo. Después, se proclamó el Decreto Constitucional para la libertad de la América Mexicana, conocido como Constitución de Apatzingán, el 22 de octubre de 1814, y se nombró un Poder Ejecutivo representado por Morelos; mientras, Guerrero recorría el sur con la misión de tomar Tlapa; llegó a este punto en julio de ese año. El Congreso, al salir de Uruapan, fue perseguido por José Gabriel de Armijo, quien logró alcanzarlo en Temalac; en este lugar cayó prisionero el generalísimo Morelos el 5 de noviembre de 1815; poco antes, había girado instrucciones a Vicente Guerrero en el sentido de que abandonara el sitio de más de tres meses impuesto a los realistas en Chilapa por órdenes suyas y escoltara al Congreso hasta Tehuacán, donde recibirían ayuda de Manuel de Mier y Terán.

Guerrero obedece y en la segunda semana de noviembre llega a Tehuacán con el Congreso, habiéndose encontrado antes en el río Mixteco; lleva a los congresistas al rancho de Santa Anna en donde el Poder Ejecutivo recayó en Ignacio Ayala; después avanzaron hasta llegar al lugar elegido, donde fueron recibidos por Terán; creyendo que los había dejado asegurados, parte rumbo a Xonacatlán, plaza ocupada por Manuel de Flon, conde de la Cadena, y que había caído en su poder durante el trayecto a Tlapa, el 28 de junio. Pero el 5 de diciembre, en Xonacatlán, le alcanza Juan de Otal para decirle que Terán, el día primero, se había amotinado y asumido el poder como presidente y establecido un gobierno provisional, por lo que exigía obediencia y reconocimiento; Guerrero se niega y le dice que “el supuesto gobierno carece de legitimidad”, y que no lo apoyará en ninguna empresa; Terán, sin embargo, decide avanzar hacia Playa Vicente y es derrotado el 27 a las márgenes del río Xiputla. De la Madrid quiere sorprenderlo, pero pierde; Guerrero intercepta el correo del gobernador de Yacastlahuacán y se entera de que De la Madrid se reunirá con las fuerzas realistas de Chilapa, y valiéndose de esto los ataca en Huamuxtitlán, para luego levantar su cuartel en Xonacatlán. Cinco días antes, el 22, fallece fusilado en San Cristóbal Ecatepec el general Morelos.

Con la muerte de Morelos, la conducción del movimiento recae en Guerrero. Adopta como medida de combate la guerrilla, y en enero de 1816 hace asaltos inesperados y se enfrenta nuevamente a De la Madrid y a su segundo, Juan José Codallos, con machete en mano y los hace huir; mientras, Juan del Carmen se posesiona de Ostocingo y fortificado sale para Atlamajalcingo. Armijo entabla contacto con el cura de Ahuacuotzingo, quien había sido prisionero de Juan del Carmen, y revela todo cuanto sabe; en la información brindada resalta el plan de tomar Chilapa, que Guerrero, por órdenes de Morelos y luego de dos meses, había tenido que abandonar; ante esto, el coronel Eugenio Villasaña propone al virrey que las fuerzas de Chiautla coordinen esfuerzos con las de Tlapa para formar una sola línea de ataque e impedirles el paso por Tierra Caliente.

Armijo propuso que las tropas del virrey en Puebla cuidaran Tlapa, pero Calleja no aceptó. En febrero los insurgentes atacan en la cañada de Los Naranjos y vencen; quedan De la Madrid y Samaniego bajo el mando de Armijo, y éste aumenta la guarnición en Tlapa combinando sus ataques a Sesma, Reguera y Riondo. El 20 de marzo, Guerrero es nombrado comandante general del sur, y el 1 de abril Armijo ordena ataques simultáneos a los distintos puntos ocupados por sus tropas; el 13 se enfrenta Samaniego a las fuerzas de Guerrero y les gana; el 19 de abril, Guerrero sufre un accidente con un cañón que le rompe el brazo en su cuartel de Xonacatlán; en junio, Sesma rechaza a Lobera al atacar Silacayoapan, Álvarez a Samaniego y Guerrero a De la Madrid, en una de sus salidas, y Juan del Carmen hace lo mismo a Fuentes, quien pierde la vida en Ostocingo.

Guerrero regresa a su cuartel en Xonacatlán y vence a De la Madrid que, reforzado, lo ataca. Como parte de su estrategia, los hombres de Guerrero y él mismo hacen presencia esporádicamente en varios lugares; Guerrero y Sesma toman en su poder Acatlán, luego de tres días de resistencia en que el realista Manuel de Flon se da por vencido y le suplica que no lo mate; el jefe insurgente lo indulta y le pide que entregue su armamento; éste obedece, pero al enterarse de que De la Madrid está por llegar se retracta y dispara contra Sesma y Guerrero, a éstos no les queda más que darle muerte.

Juan del Carmen parte rumbo a Atlamajalcingo, y a su paso por Zapotitlán y Huizapula ataca y vence al destacamento de Zacatepec, pero en Atlamajalcingo la situación es diferente: los realistas lo dejan entrar y lo sitian; en la lucha, sus tropas comienzan a verse seriamente mermadas y manda llamar a Guerrero; éste se las ingenia para entrar a la población con 30 hombres y le apoya, pero el enemigo está mejor armado y tiene un mayor ejército que hace que pronto padezcan la falta de armamento; acostumbrados a echar mano de su ingenio, Guerrero y Juan del Carmen, en medio de los cañonazos que caen cerca, reflexionan y mandan llamar al cura; le piden autorización para quitar el plomo del techo, fundirlo junto con las campanas y hacer balas y cañones; gana la batalla y, para resarcir al pueblo, les firma un documento comprometiéndose a restaurarles el techo consumada la Independencia; la gente guarda el escrito celosamente de generación en generación, y no sería sino hasta el sexenio del licenciado Luis Echeverría, durante una de sus giras por esa zona, que pudieron canjearlo.

En septiembre, Terán restaña sus relaciones con Guerrero, y Calleja entrega el poder a Ruiz de Apodaca y es enviado a España. Entre Acatlán e Izúcar, Samaniego se enfrenta a Guerrero y éste es herido; le salva la vida Pablo de la Rosa y tienen que huir a su cuartel; Sesma es enviado a una visita de inspección a San Esteban y le ataca Patricio López; el general del sur sale a ayudarlo confiado en que ganarán porque Terán y Francisco Miranda, sabe, han salido de Tehuacán hacia Tecache, pero no es así; por fortuna, López se retira y Sesma escribe a su jefe militar que ya no es necesaria su presencia.