Martes  12 de noviembre de 2019.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Encomendero
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Santuario en Olinalá
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Danza de Los Apaches
  • Pescado a la talla
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Danza guerrerense
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Tlacololeros
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Con agua y flores, fragmento
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
4556879
HoyHoy757
AyerAyer1456
Esta semanaEsta semana2213
Este mesEste mes15163
TodosTodos4556879
Día más visitado 05-07-2018 : 2924
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 30

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Malaspina, Alejandro

Navegante y explorador italiano. Nació en Mulazzo en 1754; murió en Pontremoli el 9 de abril de 1810.

Hijo de familia noble, creció en la corte virreinal de Sicilia; marchó a Roma para asistir al Colegio Clementino, donde estudió física. Hablaba italiano, español y francés.

A los 20 años ingresó a la Escuela de Guardiamarinas de Cádiz. Como oficial de la marina española, capitaneó el navío Asunción, que remontó los mares de Asia y Oceanía (1782–1784); más tarde, circunnavegó la Tierra a bordo de la corbeta Astrea. Al frente de los navíos La Descubierta y La Atrevida, con 102 hombres cada uno, llegó al puerto de Acapulco en los albores de 1791; aquí realizó tareas científicas hasta el 20 de diciembre. Además de los naturistas (flora y fauna), se efectuaron innumerables trabajos astronómicos, como el levantamiento cartográfico y la instalación de un observatorio permanente; materiales que serían de gran utilidad en los estudios que años después llevaría a cabo Alejandro de Humboldt. Gracias a los pintores y dibujantes de la expedición –José Guío, Francisco Lindo, José Cardero, Tomás de Suria y los italianos Ravenet y Brambila– hoy contamos con vistas de Acapulco de aquel año, incluyendo reproducciones de pájaros, insectos, iguánidos, cuadrúpedos, moluscos y peces multicolores.

Los exploradores no descuidaron los aspectos costumbristas de la región; recogieron datos sobre las bebidas favoritas y las diversiones de los costeños, cómo vestían y cómo eran sus viviendas, muebles y trastos. En sus documentos se dice que la mayor parte de los habitantes del puerto eran negros y mulatos; también había un número crecido de indios, cierta cantidad de orientales que llegaban en el Galeón de Manila o Nao de China. Los blancos constituían la minoría. El cura del lugar aseguró a los marinos que los nativos solían ser peleoneros y chismosos, pero que, no obstante, con los fuereños eran agradables.

Junto con la información obtenida, se envió a España el material reunido, en varias remesas (animales, mapas, herbarios, objetos de las etnias), que fue depositado en la Dirección de Hidrografía.

A su regreso, Malaspina fue aclamado y ascendido a brigadier; poco después, no obstante, cayó en desgracia a causa de la envidia de Manuel Godoy, favorito de Carlos IV y su esposa María Luisa de Parma. Confinado en la cárcel de San Antón de la Coruña a principios de 1796, salió desterrado a su patria a finales de 1802, por gestiones del conde de Melzi y de Napoleón Bonaparte.

(BM)