Pungarabato

Municipio. Cabecera: Ciudad Altamirano.

Toponimia, escudo y/o glifo. Según las relaciones geográficas de la diócesis de Michoacán, la palabra Pungarabato deriva de los vocablos purépechas: pungare, que significa plumaje, y huato, que quiere decir cerro; en conjunto se traduce como “cerro de plumajes” o “cerro de las plumas”.


Glifo

El glifo se describe: “Sobre el círculo amarillo emergen las figuras de un cerro, rodeado en la parte inferior hacia arriba, por dos plumajes blancos. Y por la parte de arriba, descendiendo, dos corrientes de agua, una por cada lado del cerro”. Otra descripción dice: “Dentro de un círculo amarillo, que representa el sol abrasador de la Tierra Caliente, HURÍO, como llamaban a la región los antiguos purépechas, sobresalen los símbolos siguientes: En el centro solar destaca la figura verde de un cerro, que en este caso sería el Chuperio, con una franja roja de tierra en su parte baja, que es el suelo de su asentamiento. En la parte superior del mismo se encuentra el símbolo de una gran roca de donde brota, a cada lado, la corriente de los ríos que lo circundan, luciendo, en la parte alta de las olas, granos de arena redonda y caracoles de agua que los identifican. En la parte inferior hay dos plumas de quetzal que se cruzan para ascender rodeando también el cerro, simbolizando que era un santuario de aves policromas donde obtenían finos plumajes los fundadores purépechas para la confección de mosaicos multicolores, ornato fundamental de los Cúes dedicados a sus dioses”. Este glifo fue elaborado por el licenciado Félix Manuel Villela Hernández en 1991.


Escudo

El escudo de Ciudad Altamirano lo integran las figuras de la iglesia, el puente sobre el río Cutzamala, el cerro de Chuperio, un tractor, una milpa y un zopilote, que simbolizan la unidad, el trabajo y el progreso. Se describe así: “Conserva un formato tradicional en forma de ‘U’, rematada con un penacho en la parte superior.

“En su interior destaca la regia figura del cerro Chuperio, mudo testigo de tantos hechos que han transcurrido a lo largo de toda la historia, desde la fundación del antiguo Pungarabato (la Conquista, la Independencia, la Revolución, etc.), hasta nuestros días. En el cielo aparece la apacible silueta de un zopilote, ave de rapiña común en esta región, que, lamentablemente, tiende a desaparecer–. En el centro sobresale la fisonomía de la catedral, original monumento arquitectónico, construido en diferentes épocas, que engloba la ciudad, la familia, su personalidad, la sociedad, la población y su idiosincrasia. En el costado izquierdo se ve la ‘Cruz de Mayo’, símbolo de la fe y la leyenda, donde se dice que está hincado el ‘Báculo Sagrado’ del ‘Padre Santo’, Fray Juan Bautista Moya, fundador de esta ciudad, como testimonio de paz y tranquilidad.

“En el flanco derecho se aprecia un sembradío de maíz, uno de los principales cultivos de este municipio, mismo que representa el desarrollo del campo. El tractor, la expresión del avance tecnológico. Todo esto, moviéndose en torno al único creador de sus costumbres y tradiciones, testigo de su presente y su pasado: el hombre. En la parte inferior se ve la corriente del río Cutzamala, que baña la ribera norte de la ciudad, y mitiga el anhelo de esa zona, representando magia, vida y canto, embellecido por el puente, lazo indispensable entre el comercio, el progreso y la comunicación.

“En la parte superior, en vez del tradicional penacho de plumas, queda plasmado el engrane, que constituye el trabajo, la industria y la productividad. Como texto se lee, en primer término y en forma horizontal, el nombre de CIUDAD ALTAMIRANO, GUERRERO, cabecera del municipio de Pungarabato y la ciudad de mayor importancia de esta vasta región de la Tierra Caliente, de los estados de México, Michoacán y Guerrero. Siguiendo el contorno del escudo, y leyendo de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo, a manera de lema, se presentan las palabras: TRABAJO, PROGRESO Y UNIDAD, filosofía del altamiranense de todos los tiempos. Respecto a los colores, el escudo está enmarcado con un color oro, por ser éste el elemento básico de una de las más importantes industrias de Ciudad Altamirano, la orfebrería, famosa por sus maravillosas filigranas. El conjunto cromático interno es afín a la naturaleza.

“Esta descripción podría resumirse de la siguiente manera: Se tiene en un solo emblema la representación gráfica del Pungarabato antiguo y moderno, lo que hoy es Ciudad Altamirano, Guerrero. Su historia: el Cerro Chuperio; su leyenda: la Cruz de Mayo; la industria: el engrane; el comercio y las comunicaciones: el puente; el campo: el maíz; la ciudad: la Catedral; la vida: el río y el cielo; su mentalidad: el lema, y, lo más importante, el elemento humano: el campesino. Este emblema fue creado por el licenciado Arturo Villela Hernández y aprobado en sesión de cabildo el día 3 de mayo de 1983, siendo presidente municipal el señor Tirso Castillo Molina”.


Vista aérea del centro de Ciudad Altamirano.

Reseña histórica (cronología). Pungarabato quedó incluido en la provincia de Tecpan, hasta 1817, fecha en que ésta desapareció por declinar temporalmente el movimiento insurgente; en 1821 se creó la Capitanía General del Sur, durante el fugaz Imperio de Iturbide, y Pungarabato también quedó integrado en esta provincia michoacana.

Posteriormente, al crearse la primera República federal, fue incorporado como municipio al departamento de Huetamo, que también pertenecía al estado de Michoacán.

Al erigirse el estado de Guerrero, Pungarabato no formaba parte de esta entidad federativa, pues continuaba siendo municipio del estado de Michoacán; sin embargo, existían problemas limítrofes entre ambos estados, que provocaron la intervención del Gobierno federal.

En 1907, por decreto del 23 de marzo, firmado por el presidente de la República, Porfirio Díaz Mori, se corrigieron los límites de los estados de Guerrero y Michoacán, tomando como base el cauce del río Cutzamala, afluente del Balsas, que corre por el noroeste de la cabecera municipal de Pungarabato, pasando ésta y parte del área geográfica de este municipio a la jurisdicción de Guerrero, específicamente al distrito de Mina; mediante el mismo decreto pasa Zirándaro a pertenecer al estado de Guerrero; a cambio, Michoacán se queda con parte del municipio costero de La Unión –distrito de Montes de Oca–, que hasta esa fecha había pertenecido a Guerrero, pues se encontraba localizado en la margen derecha del río Balsas. El Congreso local del estado ratifica este convenio por Decreto 1 de fecha 14 de diciembre del mismo año.

El 1 de agosto de 1936 se le cambia el nombre a la cabecera municipal de Pungarabato, que antes de esa fecha llevaba el mismo nombre del municipio, y se le adjudica el de Ciudad Altamirano, en honor del distinguido jurista, político y literato Ignacio Manuel Altamirano, originario de Tixtla.

El 3 de noviembre de 1947 Pungarabato cede una parte de su territorio, con la finalidad de que se forme el municipio de Tlapehuala.


Antiguo kiosco de Pungarabato.


Personajes ilustres.

  • Cipriano Jaimes (1875–1938). Revolucionario de filiación zapatista que participó en la lucha con los contingentes de Jesús H. Salgado y posteriormente con las fuerzas carrancistas. (v. Jaimes Hernández, Cipriano).
  • Jesús Bañuelos Albarrán. Músico de carrera; estudió en el Conservatorio Nacional de Música. Compositor. Su composición más célebre fue Felicidades, melodía a ritmo de marchaque hasta la fecha se toca en bodas y aniversarios de muchos hogares de la Tierra Caliente. (v. Bañuelos Albarrán, Jesús).
  • Arturo Villela Hernández. Músico y compositor de estilo folclórico. Excelente intérprete musical. (v. Villela Hernández, Arturo).
  • Manuel Macedonio Reynoso. Abogado, escritor y poeta (1907–1987). Fue articulista de El Universal y Excélsior. (v. Macedonio Reynoso, Manuel).
  • Bonifacio Efrén Parada Arias. Químico biólogo, postgraduado en investigación de alimentos. Catedrático del IPN. Recibió el Premio Nacional de Ciencias y Tecnología de Alimentos. (v.Parada Arias, Bonifacio Efrén).
  • Félix Manuel Villela Hernández. Maestro, licenciado en Economía y escritor. (v. Villela Hernández, Félix Manuel).


Busto de Ignacio Manuel Altamirano.

Región a la que pertenece.  Tierra Caliente.

Localización geográfica. El municipio se encuentra al noroeste de Chilpancingo, entre los 18° 16’ 07’’ y 18° 24’ 12’’ de latitud norte y los 100° 31’ 54’’ y 100° 42’ 12’’ de longitud oeste.

Extensión territorial. Tiene una extensión territorial de 130 km2, que representa 1.04% de la superficie regional y 0.20% de la estatal. 

Colindancias. Colinda al norte con el estado de Michoacán y con el municipio de Cutzamala de Pinzón, al sur con los municipios de Tlapehuala, Ajuchitlán del Progreso y Coyuca de Catalán, al este con Tlalchapa y Tlapehuala y al oeste con Coyuca de Catalán.

Población. De acuerdo al II Conteo de Población y Vivienda 2005, INEGI, el municipio de Pungarabato tiene 36 466 habitantes, de los cuales, 17 610 son del sexo masculino y 18 856, del femenino, representando el 48.29% y el 51.71%, respectivamente. El 93.6% de la población reside en nueve localidades mayores de 500 habitantes y en siete localidades menores de 100 habitantes se establece el 0.7% de la población. De acuerdo a los movimientos migratorios registrados en el lapso de 1980 a 1990 el municipio presentó una categoría migratoria de “Equilibrio”.

Pungarabato es un municipio con gran actividad económica, hecho que lo convierte en una zona de atracción demográfica.

En el lapso de 1995 a 2000 la población municipal creció a una tasa media anual del 1.54% y de 2000 a 2005 a una del 0.86%. Su población es predominantemente joven: el 44.2% es menor de 20 años; el grupo de cero a cuatro años representa el 10.8% y el grupo de cinco a 14 años el 22.7%. La población en edad activa (12 a 64 años) representa el 66.8% del total.

Suelo (características y usos). Los suelos que predominan son el estepa praire o pradera con descalcificación, que contiene alto porcentaje de arcilla y es apto para la ganadería; también existe gran cantidad de suelos humíferos en zonas aledañas a los ríos de las Balsas y el Cutzamala, conocidos en la región como “bajiales”, mismos que son muy fértiles. En el sector agrícola se destinan al cultivo 2997 hectáreas, de las cuales el 92.6% son de temporal y el 7.4% de riego; en cuanto a la ganadería, se registran 7566 hectáreas de agostadero; el terreno cerril del municipio se calcula en 7000 hectáreas, y el resto de la superficie municipal son cuerpos de agua y asentamientos humanos. En cuanto a la tenencia de la tierra, el 60% son ejidos y el 40% pequeñas propiedades. Los ejidos son 10: Chacamerito, Chacámero Grande, Pungarabato, Jario y Pantoja, Juntas de Chacámero, La Bolsa, Las Querendas, Los Limones, Santa Bárbara y Tanganhuato.

Orografía. Se observan tres formas de relieve: zonas planas, en un 70% del territorio municipal, y están formadas por valles; zonas semiplanas, ubicadas principalmente al noroeste, ocupan el 10% de la superficie y se componen por lomeríos con pendientes suaves; por último, zonas accidentadas, de mayor altura, que van de los 400 a los 1050 msnm, que abarcan el 20% de la superficie; destacan los cerros del Carrizo, Campana, Pueblo Viejo, Las Piedras, Banquito, Tecolote y La Minera, localizados al este del municipio.

Hidrografía. Cuenta con los recursos hidrológicos de los ríos Balsas y Cutzamala; existe también un arroyo de caudal permanente llamado Chacámero, que es afluente del Cutzamala; hay otros con caudal sólo en tiempo de lluvias: Carrera, Pinzas, Muertos y Huirunche.


Río Balsas.

Clima. Presenta clima de tipo cálido subhúmedo y cálido seco; su temperatura mínima en el año oscila alrededor de los 22 °C y su temperatura máxima en los 40 °C; las lluvias generalmente inician a mediados de junio y concluyen a finales de septiembre, alcanzando una precipitación media anual de 1100 mm. La dirección del viento predominante en todo el año es de norte a sur.

Flora. La vegetación del municipio es mayormente selva baja caducifolia (tira sus hojas en épocas de estiaje). Los recursos forestales del municipio son reducidos. Dentro de su inventario forestal, existen árboles de cascalote, que se utilizan para el curtido de pieles; el cacahuananche, que se usa para la fabricación de jabones; el cirián; el huizache, y otros arbustos espinosos.

Fauna. Es similar a la existente en toda la región de la Tierra Caliente; destaca la presencia de roedores como  cuinique, ardilla, ratón de campo y  conejo; asimismo, existe coyote, armadillo, tejón, tlacuache, víbora de cascabel, coralillo y otras culebras no venenosas; abundan también lagartijas e iguanas y, eventualmente,  venado y gato montés.


Recursos naturales.  Aunque se han detectado algunos yacimientos minerales de oro, plata, cobre y zinc, no se explotan en la actualidad. Abundan la arena, la grava y la piedra,  que están siendo aprovechadas en forma irracional; hecho que ha provocado la disminución de las corrientes y los cuerpos de agua.

Grupos étnicos. Predomina el mestizaje entre la población del municipio; sin embargo, aún existen pequeños núcleos poblacionales indígenas de ascendencia purépecha y náhuatl. El número de habitantes de cinco años y más que habla alguna lengua indígena es de 160 personas, según el II Conteo de Población y Vivienda 2005.

Religión. El 85% de la población practica el catolicismo y el 15% restante pertenecen a diversas sectas cristianas, como los protestantes, evangélicos, testigos de Jehová y otras.


Catedral  Fray Juan Bautista Moya.

Educación. El municipio presenta los siguientes datos sobre educación, según el II Conteo de Población y Vivienda 2005, INEGI:

Nivel Escolar

Escuelas

Maestros

Alumnos

Grupos

Preescolar

23

65

1 688

84

Primaria

27

243

5 736

257

Secundaria

8

75

2 097

59

Capacitación  para el trabajo

4

26

230

21

Med. sup. bach.

4

121

2 195

54

Superior

4

141

1 839

N.D.*

Total

70

671

        13 785

475

*N.D. No disponible.
Fin de cursos 2005–2006.

En Ciudad Altamirano se encuentra la Unidad Académica de Medicina Veterinaria de la UAG.

Salud. Para la atención de la salud se cuenta con el Hospital General de Subzona con Medicina Familiar del IMSS, una Clínica de Alta Capacidad Resolutiva del ISSSTE, una Unidad de Consulta Externa de la SEDENA y ocho establecimientos de primer nivel, que en conjunto disponen de 27 consultorios, dos salas de expulsión, una sala de hidratación oral, un laboratorio clínico, dos laboratorios de Rayos X, tres unidades dentales, dos farmacias, dos ambulancias, ocho camas hospitalarias y  33 camas no censables.

Los recursos humanos están integrados por 38 médicos generales, ocho especialistas y 51 enfermeras. La cobertura asistencial por habitante es de un médico por cada 960, un especialista por cada 4558, una enfermera por cada 715 y una cama hospitalaria por cada 4558.

Abasto. La cabecera municipal del municipio de Pungarabato es el centro comercial de gran parte de la región de la Tierra Caliente de Guerrero, estado de México y Michoacán; por ello este municipio es autosuficiente en el abasto requerido para la población. Existen 43 establecimientos comerciales de ventas al mayoreo y 924 de ventas al menudeo; 606 establecimientos de servicios, 134 de manufacturas, dos mercados públicos, dos tianguis, un rastro mecanizado, una tienda rural, una tienda del ISSSTE y un punto de venta de leche en polvo. El sector comercial distingue a este municipio, y fundamentalmente a su cabecera municipal, por su privilegiada ubicación geográfica dentro de la región y el número de empresarios que residen en ella; funcionan cuatro instituciones bancarias en Ciudad Altamirano, hecho que revela la importancia del movimiento comercial y económico del municipio.


Mercado municipal.

Deporte. La actividad deportiva ha tenido gran importancia, sobre todo en la cabecera municipal, que cuenta con una unidad deportiva donde hay canchas de tenis, frontón, basquetbol, volibol, pelota tarasca y futbol; en general, todos los planteles educativos del municipio tienen canchas de basquetbol; asimismo, existen espacios para este deporte en las plazas o zócalos de las comunidades del área rural; la cabecera municipal también tiene un lienzo charro.

Vivienda. De acuerdo al Censo poblacional de 2000, publicado por el INEGI, el municipio presentaba 7309 viviendas ocupadas; el 77.88% eran propias y el 22.12% rentadas. Relacionadas con los materiales de construcción, el 69.66% de las viviendas eran de cemento; el 20.73%, de adobe; el 8.8%, de madera o asbesto, y el resto no se especificó. El municipio tenía un promedio de habitantes por vivienda de 4.9. Pungarabato, y básicamente su cabecera municipal, tiene una plusvalía muy alta, fenómeno imputable a la demanda de terrenos urbanos o casas habitación que supera con creces la oferta.

Para 2005, en el municipio el número ascendió a 8164 viviendas ocupadas, con un promedio de 4.5 ocupantes por cada una.

Servicios públicos. Según cifras del II Conteo de Población y Vivienda 2005, INEGI, el servicio de energía eléctrica beneficia a 18 localidades, registrando una cobertura municipal del 96.7%; el servicio de agua entubada se dispone en ocho localidades y presenta una cobertura municipal del 72.7%, en tanto que el 87.6% de las viviendas cuentan con drenaje sanitario.


Teatro Arturo Villela Hernández.

Comunicaciones, transporte y medios de comunicación social. Pungarabato tenía en 2000, 26 km de carretera pavimentada, longitud que correspondía a la vía Iguala–Ciudad Altamirano dentro del municipio y que en años anteriores fue ampliada a cuatro carriles de 24.7 m de ancho (9.3 por sentido de circulación, 3.5 de camellón y 2.6 de banquetas); asimismo, había 30 km de carreteras revestidas que comunican a diversas comunidades rurales del municipio. En el Conteo de 2005, se registraron 2321 líneas telefónicas y 573 unidades de transporte público.

Cuenta con un aeródromo de 1600 m de longitud, ubicado en Santa Bárbara, propio para aeronaves pequeñas, que funciona para toda la región. Una oficina telegráfica; una administración postal en la cabecera y 19 agencias en localidades rurales del municipio; 29 estaciones terrenas receptoras de señal vía satélite; 12 usuarios de comunicación privada de onda corta; 105 usuarios de banda civil permisionada y nueve estaciones radioeléctricas; tiene, además, una radiodifusora comercial, que fue la primera que funcionó en la región de Tierra Caliente; existen varios periódicos, tres son los más importantes: El Debate, El Diario de Altamirano y El Mensajero.


Glorieta Los Héroes.


Agricultura. En el año agrícola 2006, la superficie sembrada y cosechada de cultivos cíclicos fue de 1381 hectáreas, registrando una producción de 7304.5 toneladas, siendo los principales cultivos: maíz, con 3014.8 toneladas; sorgo, con 1995.5; sandía, con 195, y, camote, con 138. También se siembran melón, ajonjolí, mango y limón.

Ganadería. El inventario ganadero en 2006 estaba conformado por 35 602 cabezas de bovinos, 9018 de porcinos, 10 950 de caprinos, 2739 de ovinos y 544 771 aves. La producción de carne en canal fue de 3086.3 toneladas, de las cuales 1505.4 corresponden a bovinos y 1248.1 a aves.

La actividad acuícola, en 2006, contaba con 90 artes y equipos de pesca y 18 embarcaciones menores, lo que permitió la captura de 162.9 toneladas de productos acuícolas, realizada por 58 pescadores.

Industria. El Cuaderno Estadístico Municipal correspondiente a Pungarabato, editado por el  INEGI en 2001, censa 191 unidades económicas (industrias manufactureras), que ocupan a 699 personas. Destaca entre ellas una embotelladora transnacional de refrescos de cola; el resto son pequeñas empresas que elaboran productos alimenticios, textiles y prendas de vestir, artículos de piel, imprentas, muebles o artículos de madera y orfebrerías cuya producción total bruta –de acuerdo al mismo documento– asciende a $96 282 000.00 en el año.

Turismo. De hecho no existen en Pungarabato lugares de interés turístico; sin embargo, es un municipio de gran atracción comercial; posee la mejor infraestructura hotelera de la región. Ciudad Altamirano es un lugar interesante para la población regional.


“HOMENAJE DE ADMIRACIÓN Y RESPETO A LOS HÉROES DE LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO”.

Comercio. La cabecera municipal es –como ya se ha mencionado– un importante polo de atracción comercial en Tierra Caliente. Existen mayoristas que surten a los pequeños comerciantes de las poblaciones de todos los municipios adyacentes, incluyendo localidades de Michoacán y del estado de México. Esto estimuló la presencia de sucursales de instituciones bancarias. Altamirano es “concentradora” de divisa norteamericana. Un número mayoritario de la población (66.4%) se dedica a las actividades comerciales (y prestación de servicios) en todos los niveles: desde pequeños puestos de todo tipo de mercancía instalados en los mercados, o en calles destinadas para esas actividades, hasta grandes empresas comerciales que venden al mayoreo. El resto de la población se dedica a la industria manufacturera y a la construcción (20.8%), a la agricultura y ganadería (10.3%).

Monumentos históricos. Se considera un monumento de interés histórico y arquitectónico la catedral Fray Juan Bautista Moya, con estructura de bóveda de ladrillo, construida en 1554, ubicada en el zócalo de la cabecera municipal. También destacan los monumentos a Ignacio Manuel Altamirano, Lázaro Cárdenas del Río, Miguel Hidalgo y Costilla, y otro dedicado al mismo fraile Juan Bautista, que le da el nombre a la catedral.


Monumento a los Niños Héroes.

Fiestas, tradiciones y leyendas. Se lleva a cabo la feria regional más importante: Expo de Ciudad Altamirano, que se distingue por ser eminentemente comercial y a ella llegan numerosos expositores ganaderos de toda la República, y las marcas más conocidas de vehículos automotores están presentes, además de carreras de caballos, jaripeos, jugadas de gallos, presentación de artistas nacionales, etc.; asimismo, se pueden observar en sus instalaciones innumerables puestos de todo tipo de mercancías, que se complementan con los espectáculos tradicionales de todas las ferias, como son los juegos mecánicos infantiles, discotecas, peleas de gallos, carreras de caballos, jaripeos, etc.

En Ciudad Altamirano se insiste en que La Valentina, canción popular de principios del Siglo XX, del dominio público, pues nunca se registró, fue compuesta por un peón originario de esa población llamado Delfino Bustos, que trabajó con el hacendado Aurelio Palacios y quien tocaba la guitarra y le gustaba el canto; se dice que Delfino era una persona muy rebelde, que renegaba de ser mozo, situación que lo motivó a irse de soldado a la Ciudad de México, dejando a una novia que tenía en Pungarabato, llamada Valentina García, hija de don Francisco García y doña Maximiliana Madero; seis años después, al volver Delfino, Valentina ya estaba casada, situación que motivó la composición musical.

Algunas de las creencias o costumbres arraigadas en Pungarabato son propias de toda la Tierra Caliente; por ejemplo, el Día de San Juan, que se celebra el 24 de junio, al igual que en toda la región calentana, se acostumbra ir a comer y a tomar la copa a la loma o cerro más cercano de la población; acude la gente vestida con alguna prenda de color rojo, aunque el hecho de que el Santo Patrono de la catedral sea precisamente San Juan Bautista hace que esta tradición se celebre, en Ciudad Altamirano, con mayor relevancia. También se piensa que los remolinos provocados por los vientos son representaciones físicas del demonio, hecho que motiva que las personas se santigüen al avistar uno de estos fenómenos naturales, muy frecuentes durante los meses más secos del año. Otra creencia popular de los habitantes de Ciudad Altamirano es que a los árboles que no han dado fruto se les ponga durante el Sábado de Gloria un vestido de mujer en el tronco y con una reata se les pegue, para estimular su fertilidad.

Trajes típicos. No existe un traje típico propio del municipio. Al igual que en toda la región, el sombrero tlapehualense distingue en el vestir al varón de Pungarabato.

Artesanías. La orfebrería se realiza mediante la aleación de plata, cobre y oro. En filigrana se elaboran objetos como pulseras, cadenas, anillos, aretes y otros productos que gozan de una excelente aceptación en el mercado estatal y nacional.

Manifestaciones artísticas. Ciudad Altamirano ha sido cuna de distinguidos compositores musicales, intérpretes y poetas; entre ellos se menciona al profesor Jesús Bañuelos, quien fue un prolífico compositor, siendo de su autoría Providencia, Felicidades, Pastor, Indalecio, Encarnación, Josefina, Inspiración, Pungarabato, Viva Cutzamala, Duerme, Piedad, Alegría y Angélica. Un compositor e intérprete notable del folclor local es Arturo Villela, quien formó varios grupos de música regional y grabó cerca de 30 discos; su hermano Manuel ha sido compositor de algunas de sus interpretaciones. Como poeta destacó el periodista Manuel M. Reynoso, autor de numerosos poemas de fino e inspirado contenido.


Tamborita

Gastronomía. La gastronomía del municipio no se diferencia de la cocina calentana en general. Dentro de la variedad culinaria municipal destacan el aporreado, las combas, carne de cerdo en muy diferentes guisos, mole con tamales nejos, los uchepos, toqueres, enchiladas y una serie de preparados alimenticios que hacen de los desayunos, comidas y cenas una verdadera delicia.

Estructura política municipal. Además de la Presidencia Municipal, la estructura administrativa del H. Ayuntamiento cuenta con un síndico procurador, ocho regidurías (tres de mayoría relativa y cinco de representación proporcional), Secretaría Municipal, Oficialía Mayor, Tesorería, la presidencia del DIF y 12 direcciones de área.

Reglamentos municipales. La reglamentación municipal se fundamenta en el Bando de Policía y Buen Gobierno; el Reglamento Interior del Ayuntamiento; Reglamento de Limpia, Parques y Jardines, y de Panteones.

Distritos Judicial y Electoral (Federal y Estatal). Pertenece al Distrito Judicial de Mina, con cabecera en Coyuca de Catalán; al 01 Distrito Electoral Federal, y al XXIII Distrito Electoral Estatal, los dos con cabecera en Ciudad Altamirano.

Cronología de presidentes municipales.

Nombre

Periodo

  • Francisco Hernández Cervantes

1949–1950

  • Abel Mojica

1951–1952

  • Salvador Santamaría Cervantes

1953–1954

  • Daniel Rabiela Cervantes

1955–1956

  • Juvel Arriaga Muñoz

1957–1959

  • Víctor Hugo Cortés Macedonio

1960–1962

  • José Díaz Arias y Pedro Orrostieta (interinato)

1963–1965

  • Carlos Santamaría Cervantes

1966–1968

  • Carlos Mercado Mariano

1969–1971

  • Crisógono Díaz Arias

1972–1974

  • José Aceves Chávez

1975–1977

  • Napoleón Mercado Díaz

1978–1980

  • Tirso Castillo Molina

1981–1983

  • Juan Albarrán Castañeda

1984–1986

  • Eduardo Bahena Bahena

1987–1989

  • Héctor Salvador Santamaría Pineda

1990–1993

  • Enrique Robles Romero, Sonia Fernández Carbajal (1994) y Francisco Mendoza Molina (1996)

1993–1996

  • Víctor Adolfo Mojica Wences

1996–1999

  • Ángel Pérez Navarro

1999–2002

  • Ambrosio Soto Duarte

2002–2005

  • Víctor Adolfo Mojica Wences

2005–2008

  • Gustavo Adolfo Juanchi Quiñones

2009–2012


Comunidades que integran el municipio. Las comunidades del municipio son 22, y de acuerdo a su importancia demográfica sobresalen las siguientes:

Nombre

Total

Hombres

Mujeres

  • Ciudad Altamirano

25 317

12 158

13 159

  • Tanganhuato

2 987

1 451

1 536

  • Querendas

1 359

632

727

  • Sinahua

1 283

640

643

  • Santa Bárbara

934

469

465

  • Chacarerito

623

295

328

  • La Bolsa

568

292

276

  • Tierra Blanca

552

264

288

  • Las Juntas de Chacámero

524

252

272

  • Chacámero Grande

404

199

205

  • Jario y Pantoja

391

189

202

  • Placeritos

368

170

198

  • Los Limones

366

186

180

  • Unidad Habitacional Santa Bárbara

314

192

122

  • Timangaro Viejo

214

98

116

  • La Conchita

88

41

47

  • La Lomita Dos Oriente

64

31

33

  • El Cohete

59

24

35

  • Itzímbaro

37

18

19

Cabecera municipal. Ciudad Altamirano. Está situada entre los 18° 21’ 39’’ de latitud norte y los 100° 40’ 07’’ de longitud oeste. Se encuentra a 292 km de la capital del estado. Su altitud es de 230 msnm y tiene 25 317 habitantes, cifra que corresponde al 69.42% de la población total del municipio; de ellos, 12 158 son varones y 13 159, mujeres. Cuenta también con un Seminario Católico, área de la Expo, CBTA 18, Casa de la Cultura, Biblioteca Pública, Mercado de Oro La Calentana, Terminal de autobuses Estrella Blanca y Estrella de Oro, canchas de pelota tarasca (juego de pelota prehispánico), estudios de TV local, Templo del Señor de Esquipulas, Club de Leones, Club Rotario, unidad deportiva, etc.


Kiosco de Ciudad Altamirano.

(VTG/FLE/JGCL)