Martes  16 de julio de 2019.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Santuario en Olinalá
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Danza de Los Apaches
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Con agua y flores, fragmento
  • Tlacololeros
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Pescado a la talla
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Encomendero
  • Danza guerrerense
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
4419307
HoyHoy543
AyerAyer773
Esta semanaEsta semana1316
Este mesEste mes12821
TodosTodos4419307
Día más visitado 05-07-2018 : 2924
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 53

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tlacuache

Didelphys marsupialis. Otro nombre: zarigüeya.

Mamífero marsupial del tamaño de un gato doméstico, nariz larga y puntiaguda, y piernas cortas; mide 75 cm de largo (cabeza y cola); es considerado el marsupial más grande de México; tiene orejas redondeadas y casi sin pelo; hocico aguzado, blanco y con bigotes; ojos negros y saltones; cola prensil, redonda y escamosa, con muy pocos pelos o totalmente desnuda; color gris o negruzco. Las hembras poseen una bolsa en el vientre (marsupio) donde guardan a sus crías recién nacidas. Es un animal lento y perezoso, de apariencia poco agradable; semeja una rata gigante; de hábitos nocturnos; es terrestre, pero sube con facilidad a los árboles. Construye sus madrigueras en troncos de árboles huecos, montones de piedra, casas abandonadas o cualquier lugar habitado por el hombre; para mayor comodidad, su casa la rellena de hojas secas o zacate que recoge con su cola prensil, sin utilizar las patas ni el hocico en el traslado de este material.

Se localiza en todo el territorio estatal, en campo abierto o cerca de las casas.Es omnívoro y puede sobrevivir en diversos ambientes naturales; su alimento es variado: frutos, huevos de aves silvestres y domésticas, y las mismas aves, insectos, escarabajos, saltamontes, hormigas, ratones, culebras, caracoles, lombrices de tierra y desperdicios de cocina.

La época de reproducción no está definida, aunque por lo regular paren al inicio de las lluvias; puede haber uno o dos partos al año. La gestación dura  13 días; al cabo de este tiempo nacen las crías; el tamaño de los recién nacidos es de poco más de 1 cm y pesan un décimo de  gramo (A. Starker Leopold).  Al nacer lo primero que hacen los vástagos es escalar parte del vientre de la madre para lograr introducirse en la bolsa abdominal, donde se aferran a un pezón para terminar su desarrollo; el número de descendientes  por camada es de 5 a 10, aunque las hay de 21, pero los más que pueden lograrse son 13 (máximo de apéndices lácteos que tiene la hembra). A las 8 o 10 semanas los pequeños son destetados y suben al dorso de la madre quien arquea la cola sobre el lomo hasta la cabeza, para que de ahí se sujeten los críos por medio de sus colas. A las 10 semanas los pequeños comienzan a independizarse, y llegan a adquirir la completa autonomía a los tres meses. Su longevidad es de 10 a 12 años.

Los enemigos naturales son: aves de rapiña, felinos salvajes, coyotes y zorras; para escapar de sus agresores “se hace el muerto”, buscando que con ello lo dejen en paz. Como alimento, el tlacuache no tiene demanda, por lo menos en Guerrero; sólo algunas personas lo consumen cuando la comida escasea o a manera de medicina.

Varios pueblos campesinos consideran que posee propiedades curativas, sobre todo la grasa de la cola, con la cual desde tiempos de los aztecas hasta nuestros días se elaboran ungüentos y brebajes para el tratamiento de varias enfermedades, tales como la artritis, infecciones estomacales y de la piel (sarna) y para purificar la sangre. La carne se toma en caldo, ya que, según dicen, tiene el mismo sabor que la de gallina.

(EAV)